viernes, julio 17, 2009

Nuevamente tú...

Es raro soñar contigo después de tanto tiempo... No sé, extraño... La verdad es que ni si quiera cuando estabamos juntos soñaba tanto contigo como lo he hecho esta semana.

El señor B siempre me llenaba de un exagerado arco iris iluminado de palabras y sonrisas...siempre admiré su buen humor y su energía...parecía como si todo lo supiera y a todo le encontraba solución... en cambio yo... yo solamente me refugiaba bajo el rayo de luz de luna y mis colores grises (Como siempre me recriminó), la verdad creo que jamás aceptó mi forma de vivir (Mi mundo casi subterráneo como alguna vez denominó), pero yo idealicé su persona...llena de luz y gracia.

Una vez le regalé un libro... no sé por qué se lo dí, ese libro era mi favorito...jamás volví a comprarme otro ejemplar y cuando lo veo a veces en las librerias, le echo un vistazo y luego vuelvo a dejarlo en su lugar.. quizás si sé por que se lo dí, creo que fue el único ser capaz de tomar mi mano y sacarme por trece minutos a la superficie... trece...todo trece (él comprenderá).

No sé si me enamoré...quizás... yo quiero creer que si (así justifico mi obsequio), pero el señor B... por más que en su momento cuestioné sus sentimientos nunca los supe...quizás tanto brillo no me dejó ver, pero no hay duda que el primer día, cuando caminamos una lluvia de estrellas con dos faroles fue uno de los mejores de mi vida.

Si usted ve por ahí al señor B, dígale que estas semanas he soñado con él... que me pregunto si aún tiene el libro... que si recuerda el primer día, cuando me escondí tras él por mis nervios o si recuerda los mensajes... y la llamada de trece minutos.

7 comentarios:

ahoratodostusolo dijo...

Suerte amiga!!!

Rabinterino

Marcos C. Baez dijo...

Una vez conoci a un Señor B....era un gran amigo mio que me contó una historia acerca de trilce y el libro que le regalo...se llamaba postales....de Larissa Contreras...aun lo tiene envuelto en la misma bolsa en que le fue entregado cerca de sus libros mas preciados. Hoy el Señor B en el comienzo de este 2010 esta triste y fue a buscar parte de su escencia en lugares como este, se da vueltas de vez en cuando para ver si en los recuerdos ajenos se ve su reflejo tras la pantalla de un computador en un piso 16 de algun departamento con vista al cerro santa lucia, es que el señor B siempre quizo estar en el cielo y como dice la cancion "olvido que en el suelo se vive mejor". Soñador y resplandeciente hoy su brillo se esta apagando por cosas que no son ni tristes ni alegres, el señor B sabe como manejar las luces que emite su sonrisa y su humor "diferente". Una vez me conto que entre sonrisas y miradas hizo muy feliz a una mujer que lo abrazo en su pecho y sintio la seguridad que no habia sentido hasta ese momento. Hoy esta solo...tratando de encontrarse neuvamente consigo mismo y reconcliarse.

Un abrazo grande...Señorita V!

Elisa Montt dijo...

Sonría... Enero es para sonreír, sobre todo por la luz del sol, por los colores, por la música, la gente...
Una vez y siempre recuerdo, caminando por ahí con el señor B justito en Lastarria había un conjunto musical re loco... Era como un violín eléctrico....algo así, pero había gente...mucha gente y la noche estaba tibia.... Sonría!, hay tantas cosas porque hacerlo...
Tengo un libro, se llama "De grillos y lunas", es lindo y más porque realmente cuenta quien rayos es la Trilce, que ahora se cambió de nombre y se llama Elisa Montt... Algún día, cuando las trece señales vuelvan lo dejaré por ahí, para que el señor B lo encuentre... Por ahora... solo sonría... Vaya al mall y cómprese un Yogüen Fruz o quizás baile en una de esas fiestas electrónicas o siéntese en la silla del café de siempre...en una de esas se encuentra con la señorita V que se durmió esperando en el mismo asiento de siempre...
Sonría.... no deje de hacerlo...

Un buen año para ti.

Marcos C. Baez dijo...

cafe venezia, o algo asi....aun lo recuerdo y esta semana tomare un cafe con esencias....como una vez trilce me los presento...amareto??..

jejeje..

por lo menos sonrei..pero creeme que la tristeza opaca lo feliz que puedo ser...

Elisa Montt dijo...

Sii!!...ese mismo!!

Aunque me entró la duda.... Se llamará Venezia o yo me lo imaginé?

Me gusta con Amareto en esos tazones enormes, siempre después de mi recorrido por las librerías.

Por qué triste??

Mientras tú respondes yo saco mi espada y lucho con el WI Fi que viene y va...

Un abrazo

Elisa Montt dijo...

9-3148052

Marcos C. Baez dijo...

nop, murio el cafe venezia, ahora es algo de cafe 21 o algo asi, sacaron las sillas de madera y pusieron unas metalicas...no sirven cafe con esencias...jejeje...solo queda el recuerdo...

Saludos!!

seis - dostresnueveochonuevecerocuatro