sábado, mayo 10, 2008


A veces me cuesta un montón asumir por completo el gran desafío...

Otras veces creo que el tiempo que dedico no es suficiente...

También me gustaría dar muchas más cosas de las que hoy entrego...

Y cada día la meta es distinta...

Quizás no soy la mejor...

Quizás muchas veces me equivoco... y cometo errores...

Otras veces me cuesta entenderte...

Y los juegos siempre son pocos...

Y cuando siento que las cosas no van de lo mejor...

Apareces con tus ojitos brillantes y dices que me amas...

Y cambias mi mundo repitiéndome que soy la mamá más linda.


Sin ti... no tendría las alegrías de hoy.



Mi amigo...Mi socio....mi HIJO.

10 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Demora demasiado poder comentar por acá...pero bueno, hay cosas que valen la pena esperar.

Aunque te cueste asumir el desafío y las complicaciones están a la orden del día, no te das por vencida y es por eso que cosechas amor de ese ser tan especial para ti. Porque se nota que le pones corazón y, al final, es lo que cuenta; por el premio del cariño que recibes.

Saludos cordiales.

Ludovico dijo...

que ternuraaa

Claudîa dijo...

Feliz día!! =)

Den-Sahr dijo...

sólo dejame decirte algo que no explica realmente lo que escribiste...

PERFECTO

abrazos

Feliz dia atrasado

Anónimo dijo...

Eres afortunada, Vicky!!!

Que hermoso debe ser convertirse en mamá, uffffff.

Ahora te escribo al mail.

Un abrazo y felicidades!!

Amapola

Anónimo dijo...

Mi regalo:

http://es.youtube.com/watch?v=o085nH9e1zA

Me emociona tanto esta canción, imposible no llorar, extraño tanto a mi vieja =(

Amapola "Llorona"

La_Keka dijo...

Mi linda!!!!!

Feliz día más que atrasado pero igual vale el abrazo grande!!!!

Que estes excelente junto al socio.

saludos

Por cierto le tiene facebú? jajajaja

RIPNE dijo...

¿Te acordai cuando hablabamos del futuro y yo te decía que tú si tenías una motivación que te hacía más fuerte, un motor que hasta tu último día iba a ser lo que impulsase a nunca tirar la toalla ni rendirte ante la adversidad?
Quizas te ha costado mucho, puede que sin querer hayas cometido algún error pero que "el socio" se sacó la loteria con la mamá, se la sacó.
Tú sigue siéndole incondicional no más. Sabes hacerlo bien.

Manuel dijo...

Así es, la mirada de los hijos se convierten en nuestro combustible anímico.
Un saludo desde este lado del charco.

gonzalo dijo...

bien por Trilce, la buena mamá.